Buscar
 
 
A A A

Lectores competentes

Lectores competentes

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) editó recientemente tres cuadernos de la colección La competencia lectora desde PISA, perteneciente a la serie Materiales para docentes. Se trata de Los textos mixtos: ¿cómo se leen? (32 p.), Los textos discontinuos: ¿cómo se leen? (32 p.) y Los textos continuos: ¿cómo se leen? (28 p.), escritos por Enrique Lepe García, Eleonora Achugar Díaz y María Isabel Gracida Juárez, respectivamente. Tres expertos en cuestiones de lingüística aplicada, investigación educativa, creación literaria, práctica docente, cursos presenciales y diplomados a distancia, enseñanza del español, formación de lectores...

La colección pone a la disposición de profesores de educación secundaria y de bachillerato herramientas didácticas no solo para facilitarles el trabajo en el aula sino para que puedan aprovechar plenamente la información de la prueba PISA. ¿Cómo puedo mejorar la competencia lectora de mis estudiantes a partir del enfoque de PISA? Esta es la pregunta que se hacen con frecuencia muchos profesores. Una vez hechos públicos los resultados de PISA 2009, esta colección aporta elementos que permiten responder esa interrogante.

Pero… ¿qué es lo que debemos entender por “competencia lectora”? De acuerdo con una definición formulada por el INEE en 2010: “La competencia lectora es la capacidad de un individuo para comprender, emplear, reflexionar e interesarse en los textos escritos con el fin de lograr sus metas personales, desarrollar sus conocimientos, su potencial personal y, en consecuencia, participar en la sociedad. Esta definición busca describir la mayor cantidad de elementos considerados a la hora de comprender un texto; es decir, de construir el significado de lo que se está leyendo. De igual forma, incluye propósitos como el empleo de los textos para hallar alguna información o para reflexionar a partir del encuentro que se establece entre las ideas del lector y las ideas vertidas en el texto”.

Son muy diversas las situaciones en que las personas pueden interactuar con un texto; también lo son los contenidos y los formatos o tipos de los materiales de lectura. Ambas formas de la diversidad cobran su importancia en el momento en que los lectores eligen acercarse a un texto. Situaciones, textos y procesos son las tres dimensiones en que PISA organiza la competencia lectora. Los textos (o materiales de lectura) están organizados por su tipo textual (narración, exposición, descripción y argumentación) o a partir de la forma en que se despliega su contenido (continuo, discontinuo o mixto). Cuando los textos están organizados en oraciones que a su vez se reúnen en párrafos que pueden incluirse en estructuras más amplias (secciones, capítulos o libros), entonces estamos frente a textos con formato continuo. Ejemplos de este formato textual se pueden encontrar en reportajes periodísticos, artículos de opinión o notas de divulgación, entrevistas, ensayos, novelas, cuentos, revistas, cartas. Los textos con formato discontinuo están organizados a partir de información que se presenta de manera no secuencial. Ejemplos típicos son tablas y cuadros, gráficas, esquemas, líneas del tiempo, anuncios, horarios, catálogos, formatos, mapas, infografías, índices de contenido, etc. El formato mixto combina el formato continuo y el discontinuo. Por ejemplo: una gráfica o una tabla con su respectiva explicación en prosa. Textos de este tipo aparecen frecuentemente en revistas, en libros de consulta o en informes.

Los textos se pueden clasificar, además, por el público al que van dirigidos, y por los usos y propósitos para los cuales su autor los creó. PISA considera cuatro situaciones: La personal (textos que atañen a asuntos individuales), la pública (textos relacionados con actividades sociales), la educativa (textos elaborados para tareas de aprendizaje) y la laboral (textos que aluden al mundo del trabajo). Los procesos cognitivos están determinados por la forma como los lectores se relacionan con los textos: a) acceder y recuperar (que implica habilidades asociadas a buscar, seleccionar y reunir información); b) integrar e interpretar (que requiere que el lector comprenda la relación entre diferentes partes de un texto, y su coherencia), y c) reflexionar y evaluar (que implica relacionar las ideas que trascienden el texto con los propios marcos de referencia).

Los cuadernos de esta colección son pues una herramienta didáctica cuyos elementos concretos facilitan enormemente el trabajo de los alumnos interesados en el dominio de la competencia lectora. Una herramienta que contribuye al enriquecimiento de las intervenciones docentes para mejorar las capacidades cognitivas de los estudiantes.
La lectura asumida como un hábito de la vida cotidiana.


 
 

Av. Camino al Desierto de los Leones (Altavista) 19, Col. San Ángel, Deleg. Álvaro Obregón,
C.P. 01000, México, D.F. Tel. 01(55) 3000-8700, LADA sin costo 01 800 624 2510

Aviso de privacidad |Términos de uso |Políticas de privacidad
2014 CENEVAL© Todos los derechos reservados 3.0